Cita favorita de Eliza...

El mayor descubrimiento de mi generación es que los seres humanos pueden cambiar de vida cambiando de actitud (William James)

Participación ciudadana con responsabilidad social

Por: Elizabeth Romo, Deivid Valencia.
Tomado de: INFORMATIVO ASUROCALI

Somos un equipo de jóvenes apasionados por la investigación, en nuestro que hacer y por casualidad escuchamos el término "veeduría ciudadana", lo cual nos llamó mucho la atención, porque se menciona a la ciudad de Cali como modelo y ejemplo de control social en Colombia y en el mundo. Cali, según las fuentes, tiene desarrollada toda una estructura de participación conformada por: veedores, redes de veedurías, comités de planificación, sistemas integrados de justicia, jueces de paz, jueces de reconsideración, casas de justicia, centros conciliatorios, difusión en radio, prensa, televisión y otras actividades entorno al tema de las veedurías y de la participación ciudadana. A tal punto que se desarrolló toda una cultura ciudadana que bien vale la pena estudiar a fondo y conocer en propiedad sobre las veedurías ciudadanas.

La Internet ha sido una fuente valiosa de conocimiento y de gran ayuda en este proceso de investigación; por medio de esta herramienta encontramos un nombre relacionado con las veedurías. Quien aparece desde el génesis de las veedurías y transciende con gran dominio hoy en día, como si fuese el origen en su definición y estructura, y como si él mismo representase una nueva escuela; si, el señor Maximino Mafla Arango, docente de la Universidad del Valle, abogado de profesión, en curso lleva dos doctorados, uno en economía publica y desarrollo local en la Universidad de Castilla La Mancha de España y el otro en derecho con la Universidad Católica de Chile, además en su currículo se destaca por ser fundador del grupo de investigación en participación ciudadana y desarrollo de mecanismos contra la corrupción en Santiago de Cali, consultor y asesor de la Alcaldía de Cali y la Gobernación del Valle del Cauca, becario de la OEA, escritor de libros, de artículos, autor de la mayoría de artículos y documentos sobre veeduría ciudadana, desde mucho antes que la constitución de Colombia del 91 la incluyera en sus textos, y actualmente es veedor de la justicia junto con un grupo de juristas, con el reconocimiento de la colegiatura, instando a los jueces de nuestro país a que se armonicen con la constitución política de Colombia que rige desde el 5 de Julio de 1991.

El doctor Maximino gentilmente nos concedió una entrevista, lo que nos permitió el desarrollo de nuestra idea, y el cumplimento de la misión de darle el verdadero sentido al tema de las veedurías ciudadanas y el control social integral para así facilitar el empoderamiento y compromiso que involucre a toda la comunidad.

Maximino comienza su conversatorio resaltando y precisando en particular los conexos y complementarios del control social, la participación ciudadana y política. Entendiéndose, como bien, el mismo lo aclara, la diferencia entre la participación ciudadana y la política, en forma axiomática define que "toda participación política es ciudadana pero no toda participación ciudadana es política". El hace referencia que, tanto en su portal en línea de la biblioteca del Congreso de Chile, donde escribió unos artículos, como en el libro fundamentos de veeduría, veeduría para todos, del cual es coautor, están previamente definidos los indicadores que establecen el punto de equilibrio entre eficacia, eficiencia y efectividad, términos que conducen a la dimensión de la participación ciudadana cuyo producto final es un sistema estructural de control social integral, de esta manera, podemos evaluar calidad y como ciudadanos confirmar con un sello de confianza y garantía en procesos que involucren a la comunidad.

DH: ¿Que significan para usted la veedurías?

R// En un sentido amplio, podemos decir que es una institución de origen constitucional, conformada por dos o más ciudadanos que opera como un mecanismo de la democracia representativa pero que todos y todas los que en Cali participamos de ella, la hemos convertido en la praxis en un mecanismo de participación ciudadana de la democracia participativa, fenómeno que impactó positivamente todos los rincones del país.

DH: ¿Todas las organizaciones públicas deben interesarse por las veedurías?

R// Hasta hace veintiún años cuando iniciamos este cuento nadie creía, y ahora que volví de recorrer a Chile, Bolivia, Brasil, Argentina, Perú y Ecuador, veo que hasta la más pequeña empresa del Estado tiene que rendir cuentas, tiene que llamar a las veedurías para que le hagan control. Me entero de esta manera que el Estado llama a la gente para que le haga veeduría, en ese sentido son coherentes y concordantes sin exclusión todas las instituciones del Estado tales como: La Policía, el Ejército, la Fuerzas Armadas y en general llámense militares, no militares, civiles o no civiles que manejen o administren recursos públicos, ministerios o no ministerios, requieren hoy en día del complemento de la participación ciudadana y el suplemento del control social; porque se han dado cuenta de la importancia de ser controlado para medir sus capacidades y poder generar eficacia, eficiencia, efectividad para generar resultados productivos.

DH: ¿Qué beneficios puede obtener un veedor al trabajar en esto?

R// En la actualidad sólo es una actividad altruista y de dignidad humana, responsabilidad social y compromiso con el planeta y con las generaciones venideras. Hacía el futuro no muy lejano que es ya, es decir aquí y ahora se debe convertir en la más importante y la mejor remunerada de todas las disciplinas del conocimiento, por su carácter cibernético.

DH: ¿Cuántos años tiene usted de experiencia como veedor?

R// Tal como lo ha aclarado el Presidente de la República Dr. Juan Manuel Santos, todos los ciudadanos de Colombia somos veedores, la experiencia mía como veedor es la misma que tiene todo el proceso, es decir, en el momento en que fue implementado en Colombia, este tiene su origen a partir de la constitución 1991. Pero las veedurías en realidad son del año 1989 cuando aparece el Plan Nacional de Rehabilitación (PNR) y su origen histórico hay que buscarlo en 1828, cuando el mó Simón Bolívar, cuando planteó un poder moral fundamentado en la educación y en cultivar la niñez, o sea darle la mejor educación a los hijos, para que no haya más que buscar chivos expiatorios en el otro, o los otros, es decir quien es más culpable el que peca por la paga o el que paga por pecar ya que de una u otra forma todos y todas somos responsables de la corrupción.

DH:¿Qué cambios ha notado usted en Cali en materia de veedurías y control ciudadano desde que volvió al país?

R// Veo que Cali, en cuanto a ese proyecto avanzo por el esfuerzo personal de los veedores, pero creo que la nueva Alcaldía lo ha dejado a un lado se ha preocupado más por otras cosas; ellas son importantes porque permiten cambiarle la cara y por ende el perfil de la ciudad pero se olvidan que el verdadero corazón de la ciudad no esta en las grandes obras, que si bien es cierto son importantes, también es cierto que más importante aún es sembrar en el capital humano que son todos y todas los habitantes de esta ciudad.

Pienso que hay que volver a empezar porque la ciudad se olvidó del proceso, es decir, si bien es cierto que está creciendo, se está maquillando, también es cierto que se está olvidando del fortalecer el espíritu de la ciudad. Que es el corazón del más humilde de los ciudadanos. Ahí es donde hay que empezar a sembrar pequeñas semillas de información, instrucción, capacitación y formación para entregarles la razón de ser de las mismas, para que haya una gran metrópoli, no solamente embellecida por fuera, si no que también en el interior de sus habitantes. Es decir, siempre va existir una relación entre transparencia y la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos, pasando por el control social a través del empoderamiento de las veedurías para que haya como efecto y finalidad la activación de la economía con equilibrio fiscal.

En los países desarrollados hay transparencia y hay participación de los ciudadanos, no quiere decir que no haya corrupción, seguramente la hay, pero no tanto como para que las obras no se hagan. Pero también a los ciudadanos se les da cultura y se les da educación, ó sea hay que trabajar en la formación del ser como modelo educativo. Esta, es decir la educación se constituye en el eje fundamental y programático de una ciudad comprometida con el control social y por ende con la nueva forma de desarrollo social e integral desde lo local a lo global.

Minutos antes de la entrevista estábamos inquietos por profundizar un poco acerca de las veedurías, como un tema particular y sin establecer sus relaciones e importancia, nuestro objetivo cambió al notar que Maximino era todo un personaje, por lo que es y por lo que ha hecho. Además de entregar su legado a la humanidad, forjándolo desde las aulas de la academia y llegando a la comunidad en general y mas allá de las fronteras a través de sus libros, tales como:

El presupuesto local, facultad impositiva municipal, control y participación, el a,b,c, de la contratación estatal, instrumentalización del proceso de control social en la contratación estatal, políticas y características del derecho ambiental comunitario, participación ciudadana y gestión comunitaria, la hacienda pública y el desarrollo local en un marco constitucional, análisis de la nueva economía en la Constitución Política de 1991, responsabilidad contractual el Estado, la universidad se piensa así misma, significado de la Veeduría tesina para optar la suficiencia investigadora en la universidad de Castilla La Mancha España, la mecanización del hombre, la universidad y la iglesia, institucionalidad de los mecanismos de participación ciudadana, la veeduría como una estrategia transdicicplinaria para la solución al paradigmanimatico conflicto colombiano y una acción efectiva para reactivar la economía con estabilidad fiscal, análisis de la nueva filosofía social a partir de Jhon Keynes, El conflicto y su influencia para nuestra convivencia social propuesta alternativa para su resolución y una herramienta asertiva y eficaz para construir la paz en Colombia, la metódica como un nuevo procedimiento científico a partir de la filosofía de la ciencia, el testimonio en el derecho penal y Trece pasos para establecer la responsabilidad social académica. Además la coautoría con el grupo de investigación la Institucionalidad de la Veeduría- libro publicado por la Universidad Libre con el prologo de José Gregorio Hernández, Fundamentos de Veeduría, Veeduría para todos – con la Universidad Santiago de Cali y la Veeduría como mecanismo de participación ciudadana – con la Universidad del Valle. De igual forma tiene varios artículos publicados en su blog, en la biblioteca del Congreso de Chile, la plataforma de docentes de la Univalle, y como si fuera poco, nos contó acerca de los proyectos que formuló, lideró y sacó adelante por el bien de la ciudadanía cuatro años antes de viajar a Chile tales como: El sistema integral de veedurías especializadas, el sistema de control social y el diseño de herramientas e instrumentos para la institucionalización de la veeduría, por el cual obtuvo una beca para hacer un doctorado en derecho en ese país.




No hay comentarios:

BUSCA EMPLEO...

Jobs Around The World

BIENVENIDOS

BIENVENIDOS
El propósito de este blog es compartir con ustedes historias, artículos interesantes que dejaron huella alguna vez…