Cita favorita de Eliza...

El mayor descubrimiento de mi generación es que los seres humanos pueden cambiar de vida cambiando de actitud (William James)

DE REGRESO AL COLEGIO A LOS 51 AÑOS…

“Estudiar hace que me sienta más viva, despierta y rejuvenecida” 

El estudio, la familia, las responsabilidades pueden ser un gran reto, pero utilizando nuestra capacidad todo es posible. La sicóloga Pilar Sorodo dice en: “El mundo emocional de los hombres” que los hombres son más estructurales y se centran más en los objetivos, en cambio las mujeres valoran más los procesos como es el caso de  María Isabel.

A las cinco de la mañana cuando los típicos vientos parecen más serenos y fríos que a cualquier hora de Cali. Se despierta María Isabel a diario para empezar la jornada repleta de quehaceres como preparar comida, almacenar, cuidar y hacer la limpieza diaria de la casa.

María Isabel nació en un pequeño pero hermoso lugar llamado Sotomayor–Nariño. A los 14 años dejó su hogar para vivir en Pasto y trabajar en casas de familia; con mucha nostalgia recuerda haber recibido malos tratos y humillaciones. 

“En mi juventud  trabajé en casas de familia, para mis jefes yo era un motivo de burla, muchas veces me sentí ser tratada cómo un objeto, soporté malos tratos y humillaciones, estudié hasta el grado séptimo de bachillerato, a los 24 años me casé y formé un hogar, no tenía dinero, por eso perdí el interés y el ánimo para terminar mis estudios.  A pesar de todo mi sueño siempre fue ser profesora de español en la escuela primaria” dice María Isabel quien cada mañana recordaba su pasado. 

Pero nunca es tarde para aprender, así piensa ella,  quien a los 51 años tomó una decisión de volver al colegio y finalizar aquella meta que de joven  había dejado sin concluir. Hoy su mirada transmite un brillo y satisfacción al relatar su historia:

“Al principio no me atrevía volver al colegio, cualquier excusa era válida para aplazar los estudios, como por ejemplo soy demasiado vieja, no tengo dinero, descuido mi hogar. Pero el apoyo de mi esposo, mis hijos y algunas amistades me motivaron para seguir preparándome. Nunca me he sentido discriminada pues veo que la gente me respeta. Ahora aprecio cada instante con mis compañeros, valoro desde las preocupaciones por los exámenes hasta las conversaciones y recochas con los demás. Todo esto hace que me sienta más viva, despierta y rejuvenecida, pero cuando pienso que me faltan dos meses para terminar me da mucha nostalgia…”

Más tarde María Isabel concluyo así:


“Para muchas personas presentar las pruebas icfes era un motivo para preocuparse y para otras consideraban este hecho cómo “normal”. Pero  para mí aquella tarde cuando  presenté el examen Icfes significó un reto más, por esto me sentí llena de energía y vitalidad. Tomar la iniciativa de volver al colegio no es tan difícil si olvidamos todos los mitos y creencias limitantes; lo importante no es tener un titulo si no progresar, adquirir conocimiento y descubrir una forma diferente de interpretar la vida”.

A las seis de la tarde cuándo la luz del sol va disminuyendo paulatinamente, María Isabel recorre las calles de Cali en el barrio Prados del sur con rumbo al colegio Politécnico Municipal con sede Buenos Aires. Allí se reencuentra con todos sus amigos, profesores a vivir la experiencia que le causa gran felicidad. 

Aunque ella se encuentra al borde de finalizar la secundaria, a los 53 años sueña  con aprender una carrera que le permita educar y compartir su conocimiento con los demás. El estudio le ha servido para instruirse, de esta manera ha ido descubriendo su creatividad. En ocasiones ocupa su tiempo libre para tejer bolsos en material Cola de rata y  ha planeado fundar una empresa de sus propias creaciones. 

FOTOS DE SUS CREACIONES:




RECUERDA COMENTAR ESTA NOTA:

4 comentarios:

ADEMIR PEREZ dijo...

El artículo es interesante, dado que toca al ser social desde su interior, y muestra como personas como Maria Isabel a pesar de la edad, en este caso 51 años, decide nuevamente retomar la senda de adquirir conocimiento; el entrar al colegio nuevamente a culminar estudios la van enriqueciendo y despertando talentos y habilidades que estaban dormidas por situaciones de su vida. Pero que lindo que todavía existen personas que valoran la educación y que sueñan con seguir trasmitiendo a otros ese conocimiento, el cual debe ser integral, para formar seres sociables y mas comprometidos consigo mismos y con una sociedad que necesitan personas que hagan una buena diferencia.
Por eso invito a la juventud (catalogadas como mas activas) a que valoren esa etapa del colegio, que no asistan a una institución educativa por calentar una silla o por que bonito que se me ve el uniforme....sino que asistan con la plena convicción de que es algo que edificara su manera de pensar, la manera de ver y afrontar la vida real.
ES un gran articulo, que invita a reflexionar sobre el valor de la buena educación.

Anónimo dijo...

Opino que Maria Isabel tomó una decisión muy sabia y la felicito por demostrar valentía y fortaleza para avanzar en esta sociedad. Que buen articulo.

Anónimo dijo...

cuando veo a un adulto mayor terminando su bachillerato con muchos sueños y metas me da motivación para luchar por mis objetivos, gracias a Maria Isabel por compartir parte de su vida en este sitio. Ojalá que sirva para motivar y enseñar a valorar a otras personas que andan por ahi quejandose de todo.

Anónimo dijo...

Ke gran ejemplo nos deja a cada uno, de no darse x vencida y luchar x lo ke kiere muzhas felicidades a María Isabel... :)

BUSCA EMPLEO...

Jobs Around The World

BIENVENIDOS

BIENVENIDOS
El propósito de este blog es compartir con ustedes historias, artículos interesantes que dejaron huella alguna vez…